Blogia
Matahambre: weblog de Ramón Brizuela Roque

La triscaidecafobia

La triscaidecafobia

Amigos, regularmente en cada año hay un viernes 13, pero en el actual hay tres, ya pasó el de enero, está el de hoy y nos falta el de julio. Además habrá dos martes 13. La triscaidecafobia, la palabreja del título significa en griego miedo irracional al número 13. Si usted es supersticioso lo voy a entretener un y si no, pues se va a divertir. Ahora bien, en cuestiones lingüísticas, la fobia específica al viernes 13 se llama paraskevidekatriafobia o friggatriscaidecafobia, viene de la diosa vikinga Frigga de donde procede la palabra Friday, viernes en inglés, o tocaidecamestafobia, mientras que la fobia al martes 13 -algo similar para los miedosos - se llama trezidavomartiofobia. Si ya se le desenredó la lengua, pues siga leyendo. A nivel mundial el susodicho día es de mala suerte y la gente se abstiene de hacer muchas cosas. En el cristianismo lo relacionan con el hecho de que Jesús haya muerto un día viernes y que la última cena haya sido integrada por 13 personas. En los Estados Unidos, le tienen terror al numerito, pero no pueden separarse de él. Cuentan que cuando la los españoles se rindieron en Pinar del Río en 1898, las tropas norteamericanas que llegaron a ocupar la plaza en la noche del 12 de diciembre, se mantuvieron inactivas hasta el día 14, por lo que el territorio estuvo si gobernación todo ese tiempo. Realmente la leyenda aumentó durante la edad media cuando un día 13, en octubre del año 1307, el rey Felipe IV de Francia ordenó el arresto de Jacques De Molay, un líder de la Orden de los Caballeros Templarios. Dicen que antes de ser ejecutado, pronunció la maldición de que el Papa y el propio rey Felipe morirían antes de cumplirse un año. Imagínense: la maldición se cumplió. Los seguidores de los caballeros templarios proclamaron el viernes 13 como un día maldito. Hay otra creencia pagana que lo atribuye a la leyenda de origen nórdico sobre la muerte de Balder. En medio de una cena entre dioses se apareció Loki, el de la mentira, sin que nadie lo hubiera invitado y elevó el número de comensales a 13. En medio de la cena consiguió persuadir Hod, el hermano de Balder, y este incitado le lanzó un muérdago (planta parásita de la familia de las Lorantáceas) que le cayó justo al pecho. El incidente terminó con la muerte de Balder, quien era el dios de la luz. De dicha leyenda entonces nació otro mito: si 13 personas se sientan en una mesa a cenar una de ellas morirá. La cosa se complicó por lo sucedido en la Última Cena de Jesús. Primero debemos diferenciar entre las fechas viernes 13 y martes 13, que por lo general generan confusión, creyendo que una de ellas es errada, o que incluso, ambas significan lo mismo. Nada de eso, sucede que el temor al viernes 13, tiene su origen en las culturas anglosajonas mientras que el martes 13 pertenece a la cultura popular de países como España y Grecia. A esto se debe que en Latinoamérica tomemos la fecha del martes 13 como fecha fatídica y que Estados Unidos, por ejemplo, adopten el Viernes 13. Sin embargo el 13, a pesar de su miedo, es una constante para los norteamericanos. Si se observa detenidamente el billete de un dólar, en la parte de atrás se parece un águila, soportando 13 flechas con una garra, mientras con la otra sostiene 13 hojas de olivo, en las cuales hay 13 frutos. Además, enfrente del águila se observan 13 barras y en la parte superior de la misma se pueden ver 13 estrellas. También, en el lado izquierdo hay una pirámide con 13 peldaños. Para terminar, en la historia de los Estados Unidos las 13 colonias fueron el origen del país. En Leipzig, ciudad alemana, no existieron tranvías con ese número, y en Jena, los habitantes se oponían a que el Municipio les numerara sus casas con el 13. En gran cantidad de países en los hoteles y hospitales no existe la habitación 13, ni la cama con igual número y tampoco ese piso en los edificios. La prohibición sigue más allá: en las competiciones de Fórmula Uno no se utiliza, tampoco se asigna en motociclismo; en Madrid no existe la línea de autobús 13 y tampoco el Documento Nacional de Identidad número 13. El número 13 en el tarot significa muerte, y en su significado oculto representa el cambio, la muerte de algo y el nacimiento de otra cosa. Los aviones de las compañías aéreas española Iberia, la italiana Alitalia y la panameña Copa Airlines no lo tienen en sus asientos. Lógicamente esto y lo de los hoteles es por simple negocio, para complacer a los clientes. Algunos hechos han reforzado la creencia de la mala suerte, como el caso de la misión lunar Apollo 13, que fue lanzado a las 13:13 del 11 de abril de 1970 desde el complejo 39 (tres veces trece) y sufrió una explosión en pleno vuelo; puso en peligro a los tripulantes y fue necesario abortarla. Otros aspectos que apuntan hacia la creencia son que en el libro del Apocalipsis, el versículo 13 habla sobre el Anticristo. El 13 para los Masones era el número de la Transformación. Y en 1978 la revista británica Gentlemen's Magazine publicó una estadística donde mencionaba que una de cada trece personas reunidas en una habitación moriría antes de un año. Ni la gran industria se salva de la superstición, el avión caza alemán desarrollado tras el He 112 fue designado He 100 para evitar la designación del 113, la cual se consideraba desafortunada, puesto que Adolf Hitler era triscaidecafóbico. En los Estados Unidos, nunca ha existido un caza denominado F-13, porque muchos pilotos son supersticiosos. La compañía Renault ha contado a lo largo de su historia, con una serie de modelos numerados. Desde el Renault tres al Renault 25, existen modelos con todos los números, excepto con el 13. Y la computación, a pesar de la modernidad, tampoco escapó: el programa de diseño gráfico Corel DRAW cambió la numeración al llegar a la versión trece, denominándola Corel DRAW X3 (donde la X representa el 10 en números romanos). De manera similar, el paquete Microsoft Office pasó de la versión 12 (Office 2007) a la 14 (Office 2010); según declaró Jensen Harris. Lead Program Manager para el Microsoft's Office User Experience Team, el 13 fue omitido debido a la aversión por dicho número. WinZip no sacó una versión número 13 de su programa, pasando directamente de la 12 a la 14. Y así llegamos hasta la música. El compositor Arnold Schoenberg padecía triscaidecafobia. Irónicamente, nació y murió un día 13, a la edad de 76 años (7 + 6 = 13). El álbum musical Room for Squares, del compositor y cantante norteamericano John Mayer, consta de 14 pistas, aunque la 13 es de 2 segundos de silencio (el mínimo de duración de acuerdo a los estándares) y no aparece en la carátula del álbum. El álbum Alivio de luto, de Joaquín Sabina, tampoco presenta este número: después de la pista número doce viene la pista "+uno". Todos los discos de la banda uruguaya No te va gustar carecen de una pista número 13, pasando directamente de la 12 a la 14. Otra fobia similar es la tetrafobia, el miedo al número cuatro, pero esta y lo de los Caballeros Templarios merecen otro trabajo. ¡Ahhh! Y antes de que se me olvide, también tenemos la Hexakosioihexekontahexafobia es el miedo irracional al "666", número también conocido en el cristianismo como "el número de la bestia". Si logró pronunciarlo, Felicidades.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

erick -

pues fijate PENDEJO que la gente que cree en todas estas pendejadas y mierda como estas estan relacionadas altamente a la esquizofrenia paranoia psicosis imbecil!! en vez de hacer articulos pendejos!!hijo de tu puta madre dedicate a vivir la vida que es muy corta para andar creyendo en pura basura de mercadotecnia y pendejadas del martes 13 y bla bla mierda FRACASADO MALDITO PENDEJO IGNORANTE CHINGAS ATODA TU RE PUTA MIERDA JODIDA MEDIOCRE MADRE WEY!!

Adonay -

Wow!!!! interesante. Aunque siempre habia escucahdo del tema nunca le habia prestado tanta atención como hasta ahora. Una publicación muy llamativa y distinta.

Roberto -

Jajajajaja par quien no creyera en esto es muy posible que luego de leer tales cosas se vuelva hasta mas creyente que mucho de los que lo eran. Fijate que al leer este tipo de cosas algunas personas se errizan y desde luego esto a logrado el mismo efecto en mi jajajaja. Pero no creo en esas cosas aunque si en muchas ocasiones me han adbertido de no salir los viernes o martes 13. Pero tienen muchas cohincidencias curiosas. Me gusto la publicacion de cosas que la gente no vincula el porque de esas creencias. Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres