Blogia
Matahambre: weblog de Ramón Brizuela Roque

Una historia con dos lecturas

Por: Ramón Brizuela Roque / Fotocopias: Daniel Mitjáns

En Guinea Ecuatorial existe una isla volcánica llamada Bioko, donde se encuentra su capital Malabo, pero que antiguamente era Fernando Poo, en honor al explorador portugués que llegó a ella en la década de 1470.

Ahora en ese país existe la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial, fruto de la colaboración con el Ministerio de Salud Pública cubano, pero que tuvo un nacimiento muy sui géneris porque fue un pinareño quien sentó las bases para ese centro y hoy día, aunque tiene profesores de diferentes provincias, la principal responsable de su funcionamiento es la Facultad de Ciencias Médicas Doctor Ernesto “Che” Guevara de la Serna, de Pinar del Río.

En la actualidad hay regocijo y muchas cosas por celebrar, sin embargo no era así en 1869 cuando la isla Fernando Poo se convirtió en una cruel prisión, a donde la Corona española deportaba a los patriotas cubanos, como también sucedía en los enclaves de Ceuta, Melilla, Cartagena y Chafarinas.

Lo más lamentable es que la tercera parte de los cubanos destinados a Fernando Poo murieron allí por las condiciones infrahumanas de su cautiverio.

Pero no es esta triste historia la que trataremos ahora, hay otra más reciente, hermosa y atractiva a la que los invitamos a acompañarnos.

El 30 de diciembre de 1999, el doctor Pedro Alexis Díaz Rodríguez recibió instrucciones del Ministro cubano de Salud Pública, para implementar un plan integral de salud y crear la Facultad de Ciencias Médicas de Guinea Ecuatorial.

El 22 de febrero del año 2000 llegaba la avanzada de 146 colaboradores para preparar el escenario, pero el doctor Alexis en su evaluación a priori estaba convencido de que no bastaba garantizar la asistencia médica y crear una Facultad si no se revolucionaban las condiciones de salud del país.

Africanizar, No cubanizar
El especialista pinareño, con una experiencia anterior como decano de la Facultad de Ciencias Médicas de Pinar del Río, estaba convencido de que su proyecto era africanizar el sistema de Salud en Guinea Ecuatorial, no cubanizarlo, porque existían grandes diferencias entre una población y otra por razones históricas, económicas, morales y hasta religiosas, entre otras cosas.

Además, iba imbuido del pensamiento analítico y la proyección de las ideas del Comandante en Jefe Fidel Castro de lo que realmente era un plan integral de salud.

Su labor investigadora, la dedicación y la creación de las herramientas necesarias permitieron que después de un arduo trabajo contara con una propuesta que de conjunto sería materializada por los dos gobiernos.

A ese esfuerzo se sumó el de muchos profesores de la Facultad pinareña, y otras partes del país, y uno de los frutos profesionales para el doctor Alexis, es que se convirtiera en su Maestría de Educación Médica Superior, tutorada por el doctor en ciencias Radamés Borroto Cruz.

Merecido Honoris Causa
El otro gran premio a su trabajo fue la concesión a Alexis del título de Doctor Honoris Causa de dicha universidad africana y al ser condecorado, con la mayor modestia del mundo, expresó que lo recibía en nombre del pueblo, de sus compañeros y de las instituciones que representaba. También en esa ceremonia otros de sus colegas recibieron la medalla conmemorativa de la Universidad: el doctor José C. Díaz Cabrera, que también cubrió un lapso como decano y el doctor en ciencias Carlos Manuel Paz Paula, que actualmente ocupa el cargo.

La razón de un título
El Honoris Causa es un título extraordinario donde quiera que se otorgue, por eso es necesario argumentar un poco lo que ha significado la Facultad para los guineanos.

Este año se produjo su primera graduación de 74 médicos, lo que resultó un acontecimiento si se tiene en cuenta que en el año 2000 el país sólo contaba con 59 galenos –formados en 11 países diferentes– para atender una población de casi un millón de habitantes.

La importancia del acto de titulación se resume en que fue presidido por Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, Jefe de Estado, el Consejo de Ministros y el Cuerpo Diplomático.


Colaboración diferente
No hay dudas de que Cuba posee relevante experiencia en el campo de la colaboración,

particularmente en Salud, pero es inobjetable de que esta se ha ganado progresivamente y tiene diferentes niveles de perfeccionamiento, pero el caso de Guinea fue diferente.

Ello justifica que en su tesis de maestría el doctor Alexis acotara:
“La colaboración médica internacionalista cubana, a partir del triunfo revolucionario, ha marchado paralelamente a las transformaciones que han tenido lugar en el país en este sector. A partir de 1998, la colaboración se concibe como plan integral de salud, que abarca asistencia y educación médica. En un primer momento, para el área centroamericana y del Caribe, en espacios distintos y en un segundo momento, para África, donde ambas coinciden en el mismo espacio.

En Guinea Ecuatorial, la colaboración adopta la última variante arriba citada, incluyendo la creación de una Facultad de Medicina. En ausencia de trabajos previos de fundamentación en la literatura revisada, este trabajo tuvo como objetivo la fundamentación de la creación de la citada Facultad, en las condiciones del plan integral de salud, utilizando la metodología de diseño de las carreras de ciencias de la Salud en Cuba.


Ciencias Médicas en Pinar del Río

Momentos más relevantes de la historia de la Educación Médica pinareña.
–1968 Inicio de la docencia médica en Pinar del Río.
–1978 Institucionalización de la Facultad de Ciencias Médicas.
–1982 Inicio de la docencia en la nueva instalación.
–1983 Comienzo de la docencia en Estomatología y licenciatura en Enfermería.
–1988 Visita del Comandante en Jefe. Inauguración oficial.
–1992 Centro Modelo del Sistema Nacional de Salud.
–1993 Inspección nacional, con calificación de Excelente.
–1996 Desarrollo de las relaciones internacionales.
–1998 Aprobación de su nombre oficial Dr. Ernesto “Che” Guevara de la Serna.
–2001 Inicio del proyecto ELAM.
–2006 Nuevo programa de formación de médicos.


Breve síntesis de un extenso currículo

El doctor Pedro Alexis Díaz Rodríguez se graduó de médico en 1979. Es especialista de II grado en Fisiología normal y patológica, especialista en Fisiología de la respiración.

Profesor titular desde 1998, máster en Educación Médica Superior. Decano de la FCM de Pinar del Río de 1995 a 2000; decano fundador de la Facultad de Medicina de Guinea Ecuatorial a partir de 2000 y actual decano de la Facultad vueltabajera.

Ha sido condecorado por sus méritos en el servicio docente, al que ha dedicado su vida y goza de prestigio en el sector de la Salud.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres